Ir al contenido principal

Salvar tu relación de la rutina

Cuando ya hay mucho tiempo de relación, se repiten las actividades y las personas tienden a aburrirse. Entonces, salgan y acaben con eso. Pueden escaparse a la feria o a un lugar un fin de semana romántico. Será divertido y verán la diferencia. Salvar tu relación de la rutina es fácil: expresen sus sentimientos. Díganse lo mucho que se quieren. Un te amo sincero a tiempo puede curar cualquier herida.
Admitir los errores es parte de salvar tu relación de la rutina
Observen sus errores, porque suele pasar que, cuando ya se está en medio de la crisis, solo nos enfocamos en las fallas de la pareja. Ahora te toca verte hacia adentro, aceptar en lo que tú te has equivocado y encontrar la manera de cambiar esas cosas que han hecho daño. Salvar tu relación de la rutina se basa en pedir perdón también.
Claro que es lo que más cuesta, porque una vez que observas tus errores, debes aceptarlos ante el otro, pero en realidad no pasa nada. Pedir perdón te libera y te da la oportunidad de sanar heridas que serán un obstáculo en la relación si se mantienen abiertas. Una de las principales razones de aburrimiento en una relación es que no se curan las heridas y luego se cansan de eso que nunca solucionaron.
Ten control de tus acciones, es importante para salvar tu relación de la rutina. Debes tratar de ser activa y no reactiva. Si tu pareja se molesta y grita tan fuerte que se puede escuchar hasta lejos de donde estén, no reacciones igual. Es mejor darle su espacio y permitir que se calme. Luego tendrán tiempo para hablar y no dejar que pelear se convierta en una constante.

Trata de enfocarte en lo bueno. Las crisis pudieran convertirse en un círculo vicioso donde solo ves lo negativo. Evita ser incisiva y concéntrate en lo que tanto te gusta de tu pareja (precisamente las razones por las que te enamoraste). En ocasiones hay más puntos increíbles que defectos; estarás feliz de reencontrarte con tu pareja.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EQUIPO DE GIMNASIO

Actualmente, la población que se preocupa por lucir un cuerpo escultural y sano, ha crecido de forma sumamente considerable, muchas de estas personas, consideran al entrenamiento físico como una disciplina y muchos solo la practican por lucir bien y sentirse bien consigo mismo, y no lo ven como una disciplina en sí. Mas sin embargo, podemos decir, que un gimnasio es un espacio o salón, a donde las personas asisten a practicar algún deporte o a realizar entrenamiento físico, desde entrenamiento con equipos de gimnasio, hasta practicas de bailes u otras disciplinas. La mayoría de las veces, su localidad es en un recinto cerrado, el cual contiene una variedad enorme de maquinarias y artículos deportivos, estos se encuentran a disposición total de las personas que asisten al mismo. El gimnasio realmente surge en la antigua Roma, ya que para esa época el acondicionamiento física era sumamente importante, sobre todo para los jóvenes, en donde estos debían ejercitarse en el gimnasio a los que…

Un test muy íntimo

¿Conoces el Intimitest?
Un test muy íntimo para detectar el VPH